COSTA ESTE

La costa este de Uruguay es una sucesión de balnearios con paisajes tan variados como maravillosos. Desde el comienzo de la Ruta Interbalnearia en Montevideo hasta el final de la Ruta 9 en el Chuy, en la frontera con Brasil, las playas de Uruguay se alternan entre grandes ciudades balnearias y pueblitos agrestes, a la vez que las aguas tranquilas del Río de la Plata van dando lugar al Océano Atlántico, más verde y desafiante

 

IMPERDIBLES

 

1 MALDONADO- PIRIÁPOLIS, PUNTA DEL ESTE, JOSÉ IGNACIO

2 ROCHA- LA PEDRERA, CABO POLONIO Y PUNTA DEL DIABLO

3 ARQUITECTURA-IGLESIA DE ATLÁNTIDA Arq. Eladio Dieste

 

1 MALDONADO

 

PIRIÁPOLIS

Fue fundada en 1893, en pleno auge de la Belle Époque, por Francisco Piria, hombre de negocios, alquimista y personaje si los hay. La ciudad fue planificada para atraer a la aristocracia uruguaya y argentina. Extensas playas y altos cerros crean un entorno ideal para el descanso.
Piriápolis cuenta con una amplia rambla costanera, réplica de la Biarritz francesa, el gran Argentino Hotel y el enigmático Castillo de Piria. Además del puerto local y sus escolleras existen puntos como Punta Fría, Punta Colorada y Punta Negra, con playas hermosas e ideales para pescar corvinas y pejerreyes

Piriapolis 01

Piriapolis 02

 

PUNTA DEL ESTE

Es reconocido internacionalmente como uno de los principales balnearios de América y el más exclusivo de la región, donde el lujo y la naturaleza convergen. A sólo una hora y media de Montevideo, ofrece un abanico de playas en sus dos costas bien diferentes; una tranquila de arena gruesa y otra brava de arena blanca y fina todas ellas dotadas de infraestructura de servicios. Famosa por su una amplia oferta gastronómica y de recreativa.

Punta del Este 01

Punta del Este 02

Punta del Este 03

 

JOSÉ IGNACIO

Pequeño balneario a 20 minutos de Punta del Este, sobre las costas del Océano Atlántico. Es un escenario donde la naturaleza ha hecho prevalecer su abrumador encanto. Un pueblo seductor y delicado, perfecto para disfrutar de un descanso. Un balneario donde la tranquilidad y la paz son sólo interrumpidas por el viento. Ubicada entre dos lagunas, se caracteriza por una buena oferta gastronómica basada en pesados, mariscos y algas marinas.

José Ignacio 01

José Ignacio 02

 

2 ROCHA

LA PEDRERA

Balneario muy pintoresco y tradicionalmente tranquilo, pero que hace ya unos años convoca mucha juventud, sobre todo en los meses de verano. La Pedrera está construida sobre una formación rocosa rodeada por dos playas un tanto peligrosas dado que están bañadas por el Océano Atlántico. Durante Semana Santa (de Turismo en Uruguay) se celebra “Jazz entre amigos”, festival de jazz co-organizado por autoridades municipales y entidades privadas que convoca anualmente a músicos de diversas nacionalidades.

La Pedrera

 

CABO POLONIO

Pequeño pueblo de pescadores y artesanos. Es un área protegida sobre la costa oceánica, frecuentemente visitada por lobos marinos, rodeada por grandes dunas. Se le accede solamente a pie, a caballo desde Valizas o en vehículos todo terreno que salen desde la Ruta 9. Las viviendas no cuentan con energía eléctrica, salvo el faro. Tampoco hay alumbrado público, lo cual es una de las características propias del lugar, que permite, en las noches despejadas, apreciar el cielo nocturno como en pocos lugares de la costa uruguaya.

Cabo Polonio 01

Cabo Polonio 02

Cabo Polonio 03

Cabo Polonio 04

 

PUNTA DEL DIABLO

Pequeño pueblo de pescadores, hoy dedicado de lleno al turismo.

Los atractivos principales son: la feria artesanal, la práctica de surf, las comidas en base a frutos del mar y la pesca.

Punta del Diablo 01

Punta del Diablo 02

 

3 ARQUITECTURA-IGLESIA DEL CRISTO OBRERO EN ATLÁNTIDA Arq. Eladio Dieste

Iglesa Cristo Obrero y Nuestra Señora de Lourdes, Ing. Dieste, E. Atlántida, 1960. Foto de Rodolfo Marínez, 2006

Iglesia Atlántida 02

Iglesia Atlántida 03

Iglesa Cristo Obrero y Nuestra Señora de Lourdes, Ing. Dieste, E. Atlántida, 1960. Foto de Rodolfo Marínez, 2006

Una iglesia diseñada por el ingeniero Eladio Dieste en 1952, se encuentra cerca de Atlántida, una de las ciudades balnearias turísticas del litoral de Uruguay. Al igual que en el resto de las obras de este renombrado arquitecto, el concepto de diseño se basó en la racionalidad constructiva, construyendo un volumen innovador y acorde al lugar.

Dieste, logró construir un sistema de bóvedas de hormigón armado que le permitieron experimentar luego con el ladrillo en superficies laminares. Este proyecto utilizó el ladrillo como elemento organizador de la plástica del edificio, intentando alejarse de los sistemas internacionales de construcción. Esta liviana estructura, con un costo parecido al de un galpón, es un objeto arquitectónico, con una gran proeza estructural, llevando a su máximo esplendor las posibilidades expresivas del ladrillo.

Por más información: Portales oficiales

 

www.uruguaynatural.com

www.turismo.gub.uy